El equipo de Centro Médico Impala desarrolla esta técnica terapéutica milenaria basada en la estimulación de los puntos sobre los pies denominadas zonas reflejo. En la reflexología podal se aprovechan los conocimientos sobre las conexiones de nervios entre segmentos internos de órganos, músculos y piel, para influir a nivel reflejo sobre dolencias desde el exterior. El pie es la zona refleja del cuerpo donde se obtiene mayor eficacia terapéutica. Someterse a un tratamiento de reflexología podal en Castellón es ahora posible gracias a nuestros profesionales.

Manipulando adecuadamente las diferentes zonas se pueden activar mecanismos que restablecen el equilibrio anatómico y orgánico.

Beneficios de la reflexología podal en Castellón:

  • Relajante
  • Alivia el estrés
  • Anestésico de puntos dolorosos
  • Activa la circulación
  • Mejora la calidad del sueño
  • Activa el sistema inmunológico
  • Equilibra los distintos sistemas orgánicos